Estamos viviendo en un nuevo estado climático, un nuevo ciclo de escasez permanente de agua. Este déficit ya no es transitorio y lo que será ocasional en el futuro serán las lluvias y no las sequías. Es por ello por lo que la conciencia acerca del ahorro del agua es cada vez mayor y más necesaria. Esta preocupación también ha llegado a la cosmética natural, donde estamos siendo testigos y actores de un creciente interés hacia productos formulados sin agua.

Por cosmética sólida entendemos aquellos productos de cuidado personal elaborados a partir de fórmulas cuyo resultado final es un producto sólido.

Hablar de cosmética sólida es también hablar de cosmética “residuo cero”; productos que podemos usar muchas veces, con el fin de generar menos basura o alternativas biodegradables que puedan volver a ser incorporadas a la naturaleza con un menor impacto ambiental.

Esta problemática medioambiental supone la principal motivación para los que elaboramos productos cosméticos sólidos. Un jabón o un shampoo líquido es aproximadamente un 80% agua, y la botella que lo contiene también está compuesta principalmente de agua. Además, el plástico que se utiliza para las botellas es por lo general muy poco reciclable, y acaba contaminando todos nuestros espacios de vida. Los cosméticos sólidos no solo requieren muy poca agua y energía durante su etapa de fabricación, sino que también evitan el empleo de envases que puedan dañar aún más nuestro planeta.

Cuando reducimos los residuos de los productos que usamos en el baño, los beneficios no son sólo para el planeta, ya que suelen ser productos más naturales y exentos de químicos nocivos para tu piel.

Estas son algunas de las ventajas de la cosmética natural sólida:

  • Apenas requieren de agua en su elaboración y esta se evapora durante el proceso de secado, por lo que no es necesario añadirle conservantes que puedan dañar ó irritar tu piel.
  • Es más respetuosa con el medio ambiente.
  • Los productos de cosmética sólida son ideales para viajar porque pesan y ocupan poco y son fáciles de llevar contigo.
  • Son respetuosos con tu piel y tu cabello porque están elaborados con ingredientes naturales y no contienen sulfatos, parabenos ni siliconas.

La cosmética natural sólida se está imponiendo como la alternativa más respetuosa con el medio ambiente y la más sana para los consumidores.

Hoy en día, la cosmética sólida está por todas partes, convirtiéndose en un imprescindible para aquellos que buscamos productos prácticos, económicos y sobre todo ecológicos. El movimiento es imparable; el cambio inevitable. No basta con hacer un producto sostenible, además hay que serlo.

En Ecóleo tenemos como misión la protección del agua y esta es una visión que tratamos de reflejar en los diferentes productos que elaboramos. Te invitamos a probar nuestra línea de productos sólidos water free y zero waste; todos ellos elaborados en nuestro establecimiento autorizado por el Instituto de Salud Pública.