Envío gratis a partir de $20.000 CLP en Rancagua y Machalí // Otras regiones a partir de $50.000 CLP

Blog

Manteca de Karité, la reina africana

by in Nuestros Ingredientes 03/06/2020

¿Qué es el Karité?

El árbol del Karité (Vitellaria paradoxa o Butyrospermum parkii) crece únicamente de forma salvaje en las sabanas de África Central y Occidental; en la llamada “zona del Karité”, una franja de tierra que incluye Sudán, Senegal, Gambia, Malí, Nigeria, Gabón, Togo, Alto Volta y Costa de Marfil. Forma parte de la flora sagrada africana, siendo respetado y venerado por ser fuente de riqueza: todo de ellos es aprovechable, desde las raíces hasta su madera y sus frutos.

El karité es un árbol sagrado y solo las mujeres pueden recolectar sus frutos una vez que estos han caído al suelo. Muchas fundaciones aprovechan esta circunstancia para luchar por el bienestar y los derechos laborales de las mujeres africanas. Su producto más preciado, la manteca de karité, es elaborada por ellas por medio de un ritual ancestral; siendo necesario esperar de 12 a 15 años a que un ejemplar de sus primeros frutos. Puede vivir, al igual que el olivo, siglos de forma productiva. Un solo árbol produce de 15 a 20 kg de frutas, que contienen unos 2 kg de grasa ó manteca.

Es posiblemente la especie vegetal más importante desde un punto de vista socioeconómico y ambiental en las zonas semiáridas y áridas de África; siendo mencionada en numerosos documentos africanos a lo largo de su historia. En tiempos de Cleopatra, a Egipto llegaban caravanas repletas de vasijas con manteca de karité para el cuidado de su piel, e incluso las tumbas de algunos reyes fueron talladas con la madera de este árbol; quedando de manifiesto que ha sido un pilar fundamental de la farmacología africana.

Estrella también dentro del ámbito de la cosmética, sus beneficiosas propiedades para la piel y el cabello se deben a su excepcional composición, siendo rica en triglicéridos y ácidos oleico, linoleico y palmítico; y presentando la tasa más elevada de insaponificables entre los aceites y las mantequillas de origen vegetal. Esto último es lo que le confiere sus excepcionales propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes, hidratantes y protectoras. De entre los principios activos presentes en esta parte insaponificable destacan los fitoesteroles, el karitene, la alantoína y el ácido cinámico.

Te presentamos a continuación algunos de sus beneficios para la piel y el cabello:

Beneficios de la manteca de karité para el cabello:

  • Protector solar: crea una capa que protege de las agresiones causadas por los rayos ultravioletas. Es ideal para proteger también el pelo teñido o tratado químicamente. También ayuda a proteger al cabello canoso del amarilleado.
  • Combate la sequedad del cuero cabelludo: es una fuente de hidratación para combatir la sequedad y fragilidad del cabello dañado y el cuero cabelludo seco. Son conocidas sus beneficios anti irritantes y antiinflamatorias, de ahí que sea tan usada en el mundo de la cosmética.
  • Restaura el cabello. La estructura capilar puede verse afectada por los tintes, el viento o el sol. Un champú con manteca de Karité aporta los nutrientes esenciales que el cabello necesita, recuperando su estructura y brindándole brillo y suavidad.
  • Es eficaz en la prevención y tratamiento de irritaciones de la piel, dermatitis del pañal y psoriasis.
  • Reduce naturalmente las arrugas. Tiene un alto poder hidratante y emoliente de la piel mejorando visiblemente su elasticidad y flexibilidad.
  • Por sus propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias es muy útil en quemaduras leves y eritemas solares.
  • Por su capacidad de reparar la piel, el uso de jabones con manteca de karité es ideal para reducir las estrías.
  • Protege la piel del sol, reduciendo la acción de rayos UVB y UVA.

Beneficios de la manteca de karité para la piel:

  • Es eficaz en la prevención y tratamiento de irritaciones de la piel, dermatitis del pañal y psoriasis.
  • Reduce naturalmente las arrugas. Tiene un alto poder hidratante y emoliente de la piel mejorando visiblemente su elasticidad y flexibilidad.
  • Por sus propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias es muy útil en quemaduras leves y eritemas solares.
  • Por su capacidad de reparar la piel, el uso de jabones con manteca de karité es ideal para reducir las estrías.
  • Protege la piel del sol, reduciendo la acción de rayos UVB y UVA.

En Ecóleo empleamos en nuestras formulaciones manteca de karité procedente de Burkina Faso (https://www.olvea-vegetable-oils.com/shea-butter-production-chain-burkina-faso/) con certificación Ecocert de agricultura ecológica (Ecocert SAS FR-BIO-01).

Autorizado por Instituto de Salud Pública / ISP N° 2306/19

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Cart