Envío gratis a partir de $20.000 CLP en Rancagua y Machalí // Otras regiones a partir de $50.000 CLP

Blog

Shampoo Sólido: Economía circular aplicada a la cosmética natural

by in General 31/03/2020

¿Qué es la Economía Circular

La Economía Circular se presenta como un sistema de aprovechamiento de recursos donde prima la reducción, la reutilización y el reciclaje de los elementos. Para ser eficaz, debe ser parte activa de todas las facetas de la vida. Para ello es fundamental que diariamente tengamos en cuenta sus principios y los apliquemos también en el uso de productos cosméticos y de artículos de limpieza y de tocador.

El movimiento Residuo Cero o Zero Waste está enmarcado dentro del concepto de Economía Circular y consiste en no generar residuos. Entendemos como residuo, aquél que acaba en vertedero, incineradora, mar o cualquier lugar que no reciba un tratamiento adecuado para ser reciclado.

Cada vez es mayor el número de personas con conciencia e implicación que vive su día a día aplicando las «tres erres»: Reducir, Reciclar y Reutilizar. Una cuarta es Rechazar, así también dejan de utilizar bolsas o nuevos envases con cada nuevo producto.

Detengámonos por un momento y reflexionemos acerca de que nos tratan de vender cuando vamos al supermercado ó la tienda a comprar shampoo: qué ingrediente sobra y no es necesario proporcionarnos ya que lo tenemos a nuestra disposición en nuestros hogares?: Agua, por supuesto.

Entonces, si no es necesario proporcionarle agua carece de sentido toda una industria dedicada a procesar, embotellar, almacenar, transportar y vender este producto en un envase de plástico que finalmente será desechado; convirtiéndose en un residuo innecesario. La mayoría de shampoos son un 80 por ciento agua y los acondicionadores pueden tener hasta un 95 por ciento de este elemento. ¿Por qué pagar por agua cuando puedes añadírsela tú mismo? ¿Por qué emplear un envase de plástico que acabará siendo reciclado en el mejor de los casos?

Además de sus efectos positivos en la salud del planeta, presenta otras muchas ventajas desde el punto de vista de tu salud capilar:

Debido a los fuertes químicos empleados en la elaboración del shampoo líquido, el cuero cabelludo se acostumbra a producir más grasa para defenderse, creando un círculo vicioso: te lavas más seguido el cabello porque se te engrasa más rápido, pero se te engrasa más rápido cuanto más lo lavas.

Aunque la mayoría de personas no observan problemas al cambiar a un shampoo sólido, algunos cabellos pueden requerir de un periodo de transición. Al principio puedes notar una textura diferente, algo más pesada o áspera; algunas incluso podeis notar vuestro cabello algo mas graso, especialmente las que acostumbrais a lavarlo a diario; pero con el tiempo la fibra capilar adquiere suavidad, brillo y luminosidad.

Su aplicación es similar al shampoo convencional. Se puede aplicar directamente sobre el cabello mojado y comenzar a masajear el cuero cabelludo o frotarlo previamente en las manos.

Como usar un shampoo solido

Shampoo Solido Natural

Al usar un shampoo sólido estas eligiendo un producto natural que en su formulación destaca por:

Ingredientes Naturales: El Shampoo sólido está elaborado con ingredientes 100% naturales y aprobados por organizaciones de cosmética Bio (ECO CERT). En Ecóleo empleamos SCI (Sodium Cocoyl Isethionate), SCS (Sodium Coco Sulphate) y SLSA (Sodium Lauryl Sulphoacetate) como tensoactivos en nuestra gama de shampoos sólidos. Estos tensoactivos ó surfactantes son los ingredientes principales en un shampoo sólido; son derivados sulfatados de ácidos grasos del aceite de coco y se encargan de eliminar de manera eficaz la suciedad del cabello además de darle poder espumante. En menor proporción incluyen aceites, mantecas, extractos de plantas, aceites esenciales y otros aditivos naturales que le confieren propiedades específicas para cada tipo de pelo.

Libres de sulfatos: estos suelen aparecer bajo el nombre de “SLS: Sodium Laureth Sulfate“. Esta sustancia se incorpora a los productos de higiene y belleza para hacer espuma al tener contacto con el agua. Su función es la de eliminar la grasa que se acumula en el cuerpo. El problema es que no tiene ningún tipo de control, lo que significa que también destruye los lípidos naturales que nuestra piel genera para defenderse de forma natural. Su uso prolongado provoca irritaciones en la piel, problemas de sequedad y caspa.

Sin Parabenos: Los parabenos son conservantes fungicidas y bactericidas, que evitan que el producto pierda efectividad. Son los más comunes de encontrar bajo las siglas en inglés: methylparaben, propylparaben, butylparaben o benzylparaben. También están presentes en las cremas hidratantes, el maquillaje y las lociones de afeitado. El problema de los parabenos es que según estudios científicos, estas sustancias se han encontrado en tumores mamarios.

Sin Siliconas: Las siliconas son derivados del petróleo, o lo que es lo mismo: plástico. Los shampoos lo incorporan para poder cubrir el pelo totalmente y hacer que este luzca limpio, con brillo y muy sedoso. Las mascarillas y los acondicionadores también presentan este compuesto, que a la larga destrozan nuestro cabello haciendo que pierda su elasticidad y se quiebre fácilmente.

Después de todo esto que te contamos, ¿a qué esperas para empezar a usar un Shampoo Sólido?

Dile Chao al plástico!!



Autorizado por Instituto de Salud Pública / ISP N° 2306/19

Todos nuestros productos están notificados ante el Instituto de Salud Pública. Elaboramos todas nuestras variedades de jabón artesanal en nuestro taller laboratorio autorizado por el Instituto de Salud Pública (ISP), donde conviven el trabajo artesano y el rigor científico. Seguimos las exigencias que marca dicha institución, cuidamos la procedencia de nuestros ingredientes y controlamos el proceso de elaboración.

    Cart